Chica maravilla

Inicio | Entrenamiento | Chica maravilla
Chica maravilla

Chica maravilla

Este mes, Claudia nos propone un entrenamiento diferente: el boxeo.  Además de sentirte una campeona, podés alternarlo con tus rutinas deportivas habituales. ¿Te animás?   

El boxeo es un deporte de combate entre dos contrincantes que utilizan los puños para golpearse de la cintura hacia arriba, con un reglamento que establece normas claras sobre lo que se puede y no hacer, además de la cantidad y duración de los rounds para cada una de las categorías y el sexo de los participantes.

Su práctica requiere una preparación física muy especializada, ya que se necesita fuerza, agilidad, velocidad, coordinación y mucha concentración.

La cualidad física que predomina es la fuerza explosiva, por eso los trabajos de entrenamiento se focalizan en la ganancia de fuerza de grandes grupos musculares como las piernas, que permiten la estabilidad y el equilibrio tanto para poder soportar un golpe sin caer como también para pararse de la forma correcta, y así transmitir la fuerza hacia los brazos en el momento de golpear. La fuerza explosiva de este movimiento de los brazos es fundamental en el golpe que recibe el contrincante, ya que el objetivo es dejarlo fuera de combate, o knock-out.

Es un deporte de gran gasto calórico: el movimiento rápido y constante de brazos y piernas exige una base aeróbica que servirá para trabajar sobre ejercicios anaeróbicos, ayuda a aumentar la capacidad pulmonar y, a la vez, a quemar grasas.

Para practicar boxeo se requiere fuerza, agilidad, velocidad, coordinación y mucha concentración.  

Guantes rosas de ayer y de hoy 

El boxeo femenino no es un fenómeno de las últimas décadas. Ni siquiera de este siglo o del anterior. Se trata de un deporte que las mujeres ya practicaban a principios del siglo XVIII en Gran Bretaña. Y desde entonces, siempre hubo idas y venidas dentro de una práctica dominada por los hombres. Ya en 1987 existió una mujer, Marian Trimiar, que se atrevió a someterse a una huelga de hambre en Estados Unidos para pelear por los derechos femeninos en el boxeo. Más cerca en el tiempo y en el espacio, en la Argentina fue Marcela “La Tigresa” Acuña quien más luchó por convertir el box de guantes rosas en un deporte profesional.

De hecho, algunos informes de marketing deportivo aseguran que después de su pelea en Estados Unidos con Christy Martin, a fines de 1997, esta actividad se volvió más popular y más mujeres se volcaron a practicarlo. Gracias a su perseverancia y su buena performance, en 2001 la Federación Argentina de Box anunció que las mujeres podían solicitar su licencia y combatir en las mismas condiciones que los hombres: finalmente, el boxeo femenino se había profesionalizado. Y, por supuesto, La Tigresa obtuvo la licencia número uno.

Empezá tu sesión 

Entrada en calor

  • Hacé desplazamientos laterales, hacia delante y hacia atrás
  • Trotá en el lugar
  • Realizácircunducciones de brazos hacia delante y hacia atrás

Circuito: es importante que pongas la máxima intensidad en la ejecución de los ejercicios.

1 minuto de golpes alternos (jab, cross, uppercut, crochet) + 1 minuto de salto (como con una soga) + 1 minuto de abdominales con las piernas flexionadas para trabajar la porción alta del abdomen

Repetí cuatro o cinco veces.

Podés alternar distintos tipos de abdominales para la porción baja del abdomen y para  los oblicuos.

  • 2 minutos de recuperación

 

DESCARGAR NOTA

REVISTA MARU – La Nación:  chica-maravilla-boxeo-revista-maru

Por Claudia Lescano – Delivery Fit – Fit Up – Chau Panza captura-de-pantalla-2017-01-08-a-las-18-32-50

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.