ENTRENÁ PARA NO LESIONARTE

ENTRENÁ PARA NO LESIONARTE

Poné en juego el sistema propioceptivo, que tiene que ver con el equilibrio y te ayuda a dar respuestas motrices más eficaces.

El sistema propioceptivo está formado por numerosos receptores nerviosos que se encuentran en articulaciones, músculos y ligamentos y que se encargan de informar al cerebro, a través del sistema nervioso central, de la posición que tiene el cuerpo en el espacio. Por eso nos ayuda a dar respuestas motrices más eficaces y a evitar lesionarnos. La información que recibe nuestro cerebro es constante y fundamental para que podamos realizar cualquier cambio postural durante la practica deportiva (arranques, frenadas, giros). Y, muchas veces, estos cambios son los causantes de las lesiones más comunes, como los esguinces, tendinitis o distensiones.

En el ámbito deportivo los atletas se entrenan para ser cada vez más fuertes y veloces, es decir, más potentes. Pero, ¿qué pasa cuando deben frenar bruscamente y cambiar de dirección? Entonces aparece la lesión, porque ese tobillo no está lo su cientemente fuerte como debería estar para fenar tanta potencia. Por eso importantísimo entrenar este sistema, tanto en forma preventiva, fortaleciendo los ligamentos y tendones, como para rehabilitar una lesión. Si durante el proceso de recuperación no lo tenemos en cuenta, ese tobillo no estará curado y posiblemente vuelva a sufrir otro esguince. Quienes trabajamos en fitness muchas veces escuchamos una queja repetida: “siempre me esguinzo el mismo tobillo”. Esto significa que, precisamente, el fortalecimiento de esos ligamentos y tendones no fue realizado entrenando el sistema propioceptivo.

La forma de potenciar este sistema es variando la postura, haciendo que nos cueste lograr el reequilibrio en situaciones de inestabilidad. Este trabajo tiene que ser progresivo; aumentamos la dificultad sólo una vez que el ejercicio haya sido realizado correctamente, en sus formas estáticas y dinámicas.

En acción

❉ Trabajo de fortalecimiento de tobillos a través del sistema propioceptivo. Parándose sobre dos plataformas de equilibrio, con una separación de un ancho de cadera entre una y otra, tratará de mantener el equilibrio en foma estática durante 10 segundos. Luego, aumentamos progresivamente este tiempo. Más adelante realiza sentadillas sobre las plataformas.

 

DESCARGAR LA NOTA COMPLETAcaptura-de-pantalla-2017-01-08-a-las-18-32-50

REVISTA MARU – La Naciónentrena-para-no-lesionarte

Por Claudia Lescano – Delivery Fit – Fit Up – Chau Panza